Los levantamientos topográficos con drones y puntos de apoyo en terreno (Trabajo RTK), permiten ser realizados en menor tiempo si lo comparamos con una topografia tradicional, la cual implica una mayor coordinación de cuadrillas de trabajo y tiempo en terreno. Lo anterior se debe principlamente a que se toman cientos de puntos por metro cuadrado en cada imagen captada por el drone durante cada vuelo.

La resolución de la ortofoto, generalmente es de 3 -5 cm por píxel (3 - 5 cm GSD), lo cual es lo suficientemente preciso para el correcto cálculo de volumen en existencias, perímetros, áreas, etc.